E-club

20 consejos para comenzar a invertir en bolsa

20 Consejos Para Empezar a Invertir en Bolsa

En este artículo vamos a ver 20 consejos para empezar a invertir en bolsa de manera rentable y sostenible a largo plazo.

Consejos para empezar a invertir en bolsa

Este artículo va principalmente destinado a los más neófitos en el mundo de la bolsa y de los mercados financieros de manera más general. Aunque emperamos que también sea de utilidad para los pequeños inversores que aun tienen poco rodaje.

Consejos para empezar a invertir en bolsa

A continuación veremos 20 para empezar a invertir en bolsa de manera rentable y sostenible a largo plazo.

#1. Fórmate y aprende a invertir en bolsa

Tal vez a corto plazo no notes la diferencia por la suerte del principiante, pero a largo plazo te podemos asegurar que habrá una diferencia abismal.

Además, los errores en bolsa pueden costar muy caros puesto que tu capital puede esfumarse casi de la noche a la mañana si no tienes cuidado y no sabes lo que haces.

Existe multitud de maneras de formarse, pero una de nuestras preferidas es la de aprender de gente que ya ha invertido en bolsa y lo ha conseguido. Para ello lo mejor es leer sus libros o seguir alguna de las formaciones que proponen. A modo de ejemplo dos libros que tratan de bolsa y que están muy bien son «Batiendo a Wall Street», de Peter Lynch, y «Un paseo aleatorio por Wall Street», de Burton G. Malkiel.

Otra forma de formarte mucho más efectiva todavía es siguiendo un curso de bolsa. Te recomendamos que le eches un vistazo a las páginas de presentación de nuestros cursos «Alto Rendimiento en Bolsa a Largo Plazo» y «Guía de Introducción al Dividendo» puesto que son dos excelentes estrategias para invertir en bolsa que dan muy buenos resultados aunque seas un auténtico principiante.

#2. Busca un buen broker

Es fundamental tener un buen broker. Existen multitud de ellos, algunos son muy buenos y otros de dudosa calidad. Es por eso que es muy importante que compares y busques información acerca del broker que estás considerando utilizar. Los criterios esenciales son que las comisiones sean competitivas, que te permita invertir en un número importante de mercados bursátiles y que sea una plataforma fiable y ágil.

En este otro artículo explicamos por qué InteractiveBrokers es en nuestra opinión el mejor bróker para invertir en bolsa (es, además, el broker que nosotros utilizamos). Y en este otro artículo verás la comparativa de InteractiveBrokers con Degiro, que es otro excelente broker que además no exige capital mínimo.

#3. Empieza con una cuenta virtual

Antes de lanzarte a operar en bolsa con dinero contante y sonante, es altamente recomendable que cojas soltura con una paper trading account. Se trata de cuentas donde puedes experimentar con todos los utensilios a tu disposición pero donde operas con dinero virtual. Así si cometes errores y el curso de las acciones en las que has invertido baja, no perderás nada pero habrás aprendido mucho. La mayor parte de los brokers ofrecen este tipo de cuentas y es posible abrirlas muy rápidamente.

Mediante estas cuentas con dinero virtual podrás adquirir las bases para invertir en bolsa, experimentar todo lo que quieras y probar diferentes estrategias e instrumentos.

Sólo una vez que entiendas realmente cómo funciona la bolsa y cómo puedes hacer dinero con ella te aconsejamos que empieces a operar con dinero de verdad. El tiempo de aprendizaje dependerá mucho de una persona a otra, pero lo importante es que no tengas prisa y no te precipites a operar con dinero real.

#4. Entiende y aprende a utilizar los diferentes tipos de órdenes

Existen multitud de órdenes que se pueden utilizar para invertir en bolsal. A modo de ejemplo, InteractiveBrokers admite más de 60 tipos de órdenes y algoritmos diferentes.

Pero que no cunda el pánico, pues para empezar a invertir en bolsa sólo en necesario saber utilizar un puñado de órdenes. Las tres órdenes más comunes son:

  • Orden de mercado:  son órdenes de compra o de venta al precio de oferta o demanda del mercado. Una orden de mercado puede aumentar la probabilidad de una ejecución y la rapidez de la ejecución, pero, a diferencia de una orden limitada, una orden de mercado no proporciona una protección de precio y puede ejecutarse a un precio más bajo/alto que el bid/ask actual.
  • Orden limitada: son órdenes de compra o venta a un precio específico o mejor. La orden limitada asegura que si la orden se ejecuta, no lo hará a un precio menos favorable que su precio límite, pero no garantiza que se ejecute.
  • Órden stop: en este otro artículo explicamos qué son estas órdenes y cuando (no) se deben utilizar.

Volviendo al punto anterior, precisamente mediante el paper trading podrás aprender a utilizar estos y muchos otros tipos de órdenes sin miedo a cometer errores.

#5. Favorece las acciones

A largo plazo las acciones (en su conjunto) siempre suben (si quieres saber más al respecto te recomendamos nuestro artículo «rentabilidad de la bolsa a largo plazo«). Lo podemos constatar viendo uno de los índices más importantes del mundo, el índice S&P 500, para el cual encontramos datos desde 1877. El gráfico que aparece a continuación muestra la evolución del índice sin tener en cuenta la inflación.

Es importante darse cuenta de la escala del gráfico. En 1877 el índice era 2.73, y en mayo 2017 era de casi 2,400. En otras palabras, el índice ha incrementado, de media, 6.25% anual desde 1877.

Con lo cual, a largo plazo las acciones tienden a subir, y el retorno que podemos obtener de ellas es superior al de otros activos que conllevan más riesgo. Porque, contrariamente a lo que se piensa, si se hacen bien las cosas, ni la bolsa ni las acciones son ni mucho menos tan peligrosas como se creen. Todo lo contrario, nos pueden ayudar a aumentar nuestro patrimonio rápidamente y más fácilmente que a través de otros activos.

#6. Huye del FOREX

El FOREX (también conocido como FX) es el mercado de divisas donde cotizan parejas de divisas. Las parejas más comunes son EUR/USD, USD/YEN y USD/GBP.

La mejor manera de entenderlo es con un ejemplo. A un cambio de 1€=$1,05, con 1.000€ compraremos $1.050. Si con el paso del tiempo el dólar se aprecia y el cambio pasa a ser 1€=$1, nuestros $1.050 se convierten entonces en 1.050€, con lo cual habremos ganado 50€.

Si bien suena muy interesante de primeras, el gran problema del FOREX es que es muy difícil definir el valor intrínseco de una divisa, sobre todo para los inversores principiantes. Por lo tanto es muy difícil determinar la dirección en la que el cambio va a ir. Y entonces no estamos hablando de inversión sino de pura especulación, que es lo que queremos rehuir.

#7. Huye de las opciones binarias

Las opciones binarias son productos financieros que te permiten apostar sobre el alza o la baja de un determinado activo subyacente. La principal característica de las opciones binarias es que o bien se gana o bien se pierde todo.

Es un producto financiero que reviste cierta complejidad y, además, conlleva un muy alto riesgo (por el hecho de que si no se «acierta» se pierde todo el capital invertido), por lo que hay que tener mucho cuidado y saber bien lo que se hace.

Por eso hay que mantenerse alejado de las opciones binarias, sobre todo cuando se está empezando a operar en bolsa.

#8. No inviertas en bolsa el dinero que no te puedas permitir perder

Este consejo es todo un clásico y probablemente ya lo hayas escuchado. Aunque a largo plazo la bolsa siempre sube, a corto plazo se puede perder mucho dinero, sea porque no se controlan bien los diferentes instrumentos a nuestra disposición o porque no hemos escogido bien las acciones en las que invertimos.

Es por eso que no hay que meter todo su capital en bolsa. Primero hay que constituirse un cierto patrimonio y cuando hayamos ahorrado una cantidad suficiente para hacer frente a posibles eventualidades, podremos destinar el resto a invertir en bolsa (o, mejor, una parte de ello sólo, para poder diversificarnos, como explicamos en este otro artículo).

#9. Tienes que estar preparado para perder

Este es un punto algo diferente al anterior. La ley de Pareto aplicada a la bolsa implica que el 80% de los beneficios en bolsa provienen de 20% de las acciones. Del 80% de las acciones restantes, algunas generarán pequeños beneficios y otras generarán pérdidas.

En otras palabras, es estadísticamente normal que no ganemos dinero con todas las acciones en las que invertimos. Con unas pocas ganaremos mucho dinero, con la mayoría no obtendremos ni pérdidas ni ganancias y con otras pocas tendremos pérdidas.

Lo que importa es que, en su conjunto, nuestra cartera crezca con el tiempo y por eso no pasa nada si con una posición en concreto perdemos dinero. El objetivo es, por un lado, ganar más frecuentemente de lo que perdemos. Por otro lado, debemos lograr que nuestras ganancias sean superiores a las pérdidas. Si logramos estos dos objetivos, nuestro patrimonio crecerá de manera sostenible a largo plazo aunque tengamos pérdidas con algunas posiciones.

#10. Empieza con un pequeño capital

Los errores en bolsa pueden costarnos muy caro. Pero equivocarnos no es algo malo, todo lo contrario. Al equivocarnos aprenderemos de nuestros errores y así podremos mejorar.

Pero es mejor equivocarnos con un pequeño capital que con un capital importante. Por eso es mejor empezar con un pequeño capital y a medida que cojas soltura y confianza podrás ir aumentando la talla de tu cartera. Así minimizarás el riesgo de pérdidas a la vez que maximizarás tus ganancias al poder experimentar nuevas estrategias que ofrezcan mayor rentabilidad.

Así pues, recomendamos empezar con un pequeño capital e ir incrementándolo mes a mes.

#11. Define tu perfil de riesgo

Existe una relación directa entre el riesgo y retorno. Cuanto mayor sea el riesgo que estamos dispuestos a asumir, mayores serán nuestras potenciales ganancias (pero también nuestras potenciales pérdidas).

En función de su situación, cada persona estará dispuesta a asumir un mayor o menor nivel de riesgo. Antes de empezar a invertir en bolsa es importante que definas cuál es tu perfil de riesgo. Para ello te tienes que plantear la siguiente pregunta: ¿qué porcentaje de tu capital invertido estás dispuesto a perder?

En función de cuál sea el riesgo que estás dispuesto a asumir deberás escoger la estrategia de inversión que más se adecua a ti. En otro artículo veremos cómo escoger la estrategia de inversión adecuada para cada tipo de inversor.

#12. Define el tiempo que le quieres dedicar a la bolsa

A grandes rasgos existen dos maneras de invertir en bolsa:

  • El trading
  • Las inversiones en bolsa

El trading consiste en comprar y vender acciones en breves espacios de tiempo con la esperanza de obtener una ganancia. En función del tiempo que se detengan las acciones se hablará de intra-day tradingscalping (las acciones se detienen desde unos minutos a unas horas) o de swing trading (las acciones se detienen desde algunos días a algunas semanas). Esta manera de operar en bolsa nos puede llevar desde varios minutos a varias horas todos los días.

En cambio, las inversiones en bolsa son operaciones a más largo plazo. En este caso se compran y venden acciones también con la esperanza de obtener una ganacia (pero a mucho más largo plazo), se espera recibir dividendos o una combinación de los dos. Esta manera de operar en bolsa no nos llevará más que un par de horas al mes, como mucho.

Por lo tanto, en función del tiempo que le quieras dedicar (y de cuáles sean tus objetivos), una estrategia será más adecuada que otra para tí. Dicho esto, creemos que para los inversores novatos es mejor mantenerse alejado del intra-day trading pues requiere mucha sangre fría, de lo cual se suele carecer al principio.

#13. En cualquier caso, no te pases el día pegado a la pantalla

Escojas la estrategia de inversión que escojas, te recomendamos encarecidamente que no te pases el día pegado a la pantalla del ordenador siguiendo el curso de las acciones en las que has invertido.

Si nos pasamos el día siguiendo el curso de la acción, a parte de consumir inútilmente nuestro tiempo, nos va a generar intranquilidad y nos va a llevar a realizar operaciones irracionales. A nada que veamos que el curso de la acción baja vamos a estar tentados de vender para minimizar las pérdidas, sin pensar que puede tratarse de un pequeño bajón antes de subir.

Es mejor idear en una estrategia de entrada y salida de posición con antelación y dejar programadas las órdenes (sobre todos los órdenes límite y stop). Así éstas se ejecutarán sin que necesitemos estar delante de nuestras pantallas.

Nuestra recomendación es que, como mucho, mires la bolsa dos veces al día, una hacia el medio de la sesión, y otra hacia finales de la sesión. Y si consigues resistir la tentación y tan sólo miras la bolsa una vez hacia el final del día cuando los mercados están cerrados (aunque ésto dependerá del huso horario en el que te encuentres), mejor que mejor.

#14. Céntrate en el análisis técnico de las acciones

El value investing (que se ha puesto tan de moda gracias a Warren Buffet) está basado en un minucioso análisis fundamental. Es una excelente manera de invertir a largo plazo cuando ya se tienen unos sólidos conocimientos bursátiles.

Sin embargo, cuando uno está empezando a invertir en bolsa el análisis fundamental es demasiado complicado. Es mejor centrarse en el análisis técnico, que consiste en el análisis de gráficas para intentar predecir el curso futuro de la acción. Es mucho más visual y, por lo tanto, más fácil de analizar para principiantes.

#15. Utiliza las unidades de tiempo diarias y/o semanales

En relación con el punto anterior, cuando analizamos un gráfico existen varias maneras de visualizar la evolución de precio de la acción. La unidad de tiempo (también llamada velas) pueden ser un minuto, una hora, un día, una semana, un mes, etc.

Algunas de las unidades de tiempo son demasiado cortas (minutos, horas) para darse una buena idea de la tendencia que va a seguir la acción. En cambio otras unidades de tiempo son demasiado largas (mensual, trimestrales) y no reflejan adecuadamente las fluctuaciones diarias/semanales del precio de la acción.

Por eso cuando estamos empezando lo mejor es tener una visión diaria y/o semanal del curso de la acción, en función del tiempo que deseemos dedicarle a la bolsa y nuestra aversión al riesgo. Explicaremos este punto en mayor detalle en un próximo artículo.

#16. Utiliza instrumentos adaptados y adecuados

Todos los brokers permiten realizar el análisis técnico mediante gráficas. Por ejemplo, InteractiveBrokers ofrece unas magníficas gráficas.

Sin embargo, no recomendamos usar el broker para realizar el análisis técnico cuando se está empezando en bolsa puesto que es excesivamente – e innecesariamente – complejo. Por lo tanto sólo recomendamos acceder al broker cuando se vaya a pasar una orden y no para elegir las acciones en las que se desea invertir.

Para llevar acabo el análisis del mercado creemos que es preferible utilizar instrumentos más sencillos de manejar tales como ProRealTime (la versión gratuita es más que suficiente para analizar las gráficas)o Google Finance.

Otra plataforma útil para encontrar acciones con un fuerte potencial es Finviz.

#17. Ten en cuenta la liquidez de las acciones

El análisis técnico nos permitirá no sólo ver la evolución del precio, sino también los volúmenes de acciones que son comprados y vendidos en cada sesión bursátil. Si los volúmenes de acciones negociados son elevados diremos que un determinado título es líquido. En cambio, si los volúmenes de acciones negociados son reducidos, diremos que el título en cuestión es «estrecho».

En otras palabras, la liquidez de un título determina el grado de dificultad con el que se puede entrar y salir de posición. A mayor facilidad de intercambio, mayor liquidez, y vice versa.

A menos que nuestra cartera sera realmente pequeña (por ejemplo unos pocos cientos de euros), es importante tener en cuenta la liquidez del título en cuestión antes de entrar en posición. No quisiéramos encontrarnos en una situación en la que no podemos salir de posición en el momento o al precio que deseamos por falta de comprador del otro lado.

Por lo tanto cuando llevamos acabo nuestro análisis técnico es importante no sólo mirar las velas de precio sino también las de volúmenes negociados en cada sesión para darnos una idea de la liquidez del título.

#18. No te dejes influenciar por los medios de comunicación

A los medios de comunicación les encanta ser alarmistas. Si se escucha lo que dicen nunca se invertiría en bolsa: cuando las cosas van bien dicen que no es buen momento para invertir puesto que debe de haber una burbuja que está a punto de explotar. Cuando las cosas van mal tampoco hay que invertir puesto que el curso de las acciones no va a hacer más que seguir bajando. Y lo peor de todo es que la mayor parte de la gente que escribe esos artículo ni siquiera invierten en bolsa ellos mismos.

Por lo tanto creemos que es importante no dejarse influenciar en exceso por los medios de comunicación. En cambio hay muchos otros medios especializados de los cuales sí podemos aprender mucho. Hay que saber distinguir la información útil del mero ruido.

#19. Deja las ventas en corto para más adelante

Las ventas en corto se utilizan cuando creemos que el curso de la acción va a bajar. En este caso, vendemos la acción a un precio X y la volvemos a comprar a un precio Y. Entre el momento de la venta y el momento de la compra una tercera persona (en general el broker) nos ha prestado la acción, a cambio de lo cual les remuneramos con una pequeña comisión.

Si el precio de compra Y es inferior al precio de venta X (es decir, si el precio de la acción efectivamente ha bajado), habremos ganado la diferencia entre Y y X (menos las comisiones). En cambio, si el curso de la acción ha subido e Y es superior a X, habremos perdido la diferencia entre Y e X (además de las comisiones).

En las ventas en corto, podemos llegar a perder más del 100% de nuestra inversión puesto que no hay un precio máximo de compra. Se entiende mejor con un ejemplo. Si el precio de venta es 5€ por acción y el precio de la acción sube a 15€, perderemos 200% de nuestra inversión (5€= 100%; 10€ = 200%).

En cambio, en las operaciones «en largo» (cuando se empieza comprando la acción y luego se vende, esperando que el curso de la acción sea alcista), lo máximo que podemos perder es el 100% de nuestra inversión si el precio case a 0€. Pero no hay un límite a lo que podemos ganar puesto que el precio de la acción puede subir casi infinitamente (¡una acción de Berkshire Hathaway ronda los $325.000!).

Es por eso que, para empezar, es mejor no lanzarse con las ventas en corto.

#20. Diversifica tu cartera

Como explicamos en este otro artículo, es muy importante diversificar tu cartera en bolsa. Por lo tanto, no pongas todo tu capital en una sola acción. Ni en un solo sector, país, divisa o tipo de activo.

La manera más sencilla de diversificar tu cartera bursátil es mediante el uso de ETFs. Existen multitud de ellos, sólo es cuestión de encontrar el que mejor se adecua a tu perfil, sobre todo en términos de divisa, riesgo y retorno. 

Conclusión

En este artículo hemos visto 20 consejos para empezar a invertir en bolsa de manera rentable y sostenible a largo plazo. Todos ellos son importantes, pero el que nos gustaría destacar por encima de todos es el primero: fórmate y aprende a invertir en bolsa. Lo bueno es que nunca antes fue tan fácil aprender gracias a las nuevas tecnologías, así que no dejes pasar la oportunidad.

Dicho esto, no sirve de nada aprender y adquirir conocimientos teóricos si no los ponemos en práctica. Una vez que hayamos aprendido hay que pasar a la acción si queremos enriquecernos gracias a la bolsa y no ser simplemente unos expertos teóricos en bolsa.

Si tienes cualquier duda al respecto o quieres compartir con los demás cualquier otro consejo para empezar a invertir en bolsa que te parezca importante, no dudes en dejar un comentario más abajo. ¡Muchas gracias por adelantado!

0 comentarios en “20 consejos para comenzar a invertir en bolsa”

  1. Hola chicos. Me ha gustado mucho las historias que contais en vuestro blog y los consejos que dais. He leido un articulo sobre Bitcoins en el diario La Republica. ¿Alguien ha comprado Bitcoins y puede dar su opinion?. Un saludo!

    1. El Club de Inversión

      Hola Christen:

      Muchas gracias por tu comentario, estamos entancados de oir que te gustan nuestros artículos.

      Hace unas semanas escribimos un artículo sobre cómo invertir en Ethereum, otra cripomoneda que, en nuestra opinión, tiene más interés y un mayor potencial de apreciación que el Bitcoin en los próximos meses. En dicho artículo comparamos el Ethereum y el Bitcoin y explicamos las similitudes y diferencias que existen entre los dos. Además, el proceso para comprar Bitcoins es exactamente el mismo que para comprar Ethereum, con lo cual podrás comprar Bitcoins simplemente siguiendo los pasos que detallamos en el artículo (en particular utilizando la plataforma de Coinbase; si usas el enlace mencionado en nuestro artículo recibirás el regalo de bienvenida aunque inviertas en Bitcoin en vez de en Ethereum: https://www.coinbase.com/join/5a0995f9002eed00defb406a).

      Por lo tanto, si te interesa invertir en Bitcoin te recomendamos muy encarecidamente que leas el artículo y, si te convence, utilices las plataformas mencionadas en el mismo: https://www.elclubdeinversion.com/invertir-en-ethereum/

      Un saludo,
      El Club de Inversión

  2. Hola, me ha gustado mucho, pero tengo algunas dudas que me gustaria compartir con vosotros. He leido un articulo sobre Bitcoins en el Diario La Republica, me ha gustado y me gustaria invertir algo, pero no se cuales son los aspectos legales respecto a Hacienda, ¿Como se declaran estos beneficios? Gracias y hasta pronto

    1. El Club de Inversión

      Hola Ira:

      Quisiéramos empezar dándote las gracias por tu comentario pues nos encanta saber que a nuestros lectores les gustan nuestros artículos.

      Respecto a las criptomonedas (incluído el Bitcoin) te recomendamos muy encarecidamente que leas este otro artículo: https://www.elclubdeinversion.com/invertir-en-ethereum/

      Todo lo que decimos acerca de cómo invertir en Ethereum es aplicable para invertir en Bitcoin. En particular, tal y como detallamos en dicho artículo, también puedes utilizar la plataforma Coinbase para comprar Bitcoin (recuerda utilizar nuestro enlace para abrir tu cuenta si deseas recibir el regalo de bienvenida: https://www.coinbase.com/join/5a0995f9002eed00defb406a).

      Respecto a tu pregunta sobre fiscalidad, por regla general las plusvalías derivadas de criptomonedas se equiparan a ganancias en bolsa, por lo que siguen el mismo trato de cara a Hacienda. Sin embargo, se trata de un terrero muy nuevo y las reglas aun no están claramente establecidas (y además cambian mucho de un país a otro). Por lo tanto, te recomendamos que te pongas en contacto con la autoridad fiscal de tu país y les plantees directamente la pregunta a ellos. Estarán encantados de asesorarte y, además, así tendrás la absoluta certeza de que declaras dichas plusvalías correctamente.

      Un saludo,
      El Club de Inversión

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *