Biografía John Bogle ✅ El creador de los fondos indexados
john bogle

John Bogle: el genio inversor que creó los fondos indexados y fundó Vanguard

Según la revista Fortune, John Bogle es uno de los cuatro mejores inversores del siglo XX. Su papel como fundador de Vanguard y creador del primer fondo indexado de la historia, lo convierten en una figura clave en el sector.

Por ello, en este artículo repasaré los hitos más interesantes de su biografía y analizaré a fondo su filosofía inversora. Como verás, la simplicidad, la diversificación y el ahorro de costes son los tres pilares básicos de su original enfoque.

Sin duda, Bogle es uno de los inversores que más admiro y, probablemente, también de los que más he aprendido. Seguro que su historia te resulta tan apasionante como a mí.

Breve biografía de John Bogle: el surgimiento de un inversor excepcional

A pesar de sus orígenes humildes y de venir al mundo en una época de grandes dificultades, Bogle logró prosperar sobre la base de un gran talento y, por supuesto, buenas dosis de trabajo duro.

Veamos cuáles son los hechos más destacados dentro de su biografía y cómo llegó a alcanzar esta privilegiada posición dentro de la historia de la inversión moderna.

➡️ #1. Origen y etapa formativa

John Clifton Bogle, más conocido como “Jack” Bogle, nació en 1929 en una pequeña ciudad de Nueva Jersey. De hecho, su familia se vio fuertemente afectada por la Gran Depresión que estalló ese mismo año.

A pesar de las dificultades que atravesó en su infancia y juventud, marcadas por el alcoholismo de su padre y el consiguiente divorcio, Bogle destacó en los estudios. En particular, le fascinaban las matemáticas, para las que mostraba una gran habilidad desde muy joven.

De este modo, logró ser aceptado en la prestigiosa Universidad de Princeton, donde estudió Economía e Inversión.

Allí se graduó con la calificación de magna cum laude en 1951, gracias a una tesis dedicada a los fondos de inversión: «The Economic Role of the Investment Company».

➡️ #2. Inicios en el mundo profesional

Tras finalizar su etapa universitaria, John Bogle consiguió su primer trabajo en la gestión del Wellington Fund.

En 1955 ascendió al puesto de assistant manager del fondo, lo que le permitió reorientar la estrategia de la compañía y empezar a dejar su huella personal mediante la creación de un fondo completamente nuevo.

Sin embargo, en esa época le llegaría también uno de sus mayores fracasos.

Así, desde su nuevo puesto, ya como director de la compañía, impulsó una fusión empresarial que terminaría mal. De hecho, fue la causa de su expulsión de la junta directiva.

Sin embargo, todavía mantendría el puesto de director de fondos, aunque sin potestad para gestionarlos.

Como dijo el propio Bogle en una entrevista con Tony Robbins para su libro Dinero: domina el juego, este fracaso fue el germen de su mayor éxito. Y es que de ahí surgió la idea que lo iba a colocar como uno de los mejores inversores de todos los tiempos:

Ya que no podía gestionar los fondos de forma activa, la solución sería crear un fondo que no necesitase gestión.

Sin duda, esta idea marcaría un antes y un después en el sector de los fondos de inversión.

➡️ #3. La fundación de Vanguard y la creación del primer fondo indexado de la historia

Efectivamente, en 1974 John Bogle fundó The Vanguard Group, que con el tiempo se convertiría en una de las mejores firmas de inversión de la historia. De hecho, con 7,5 billones de dólares de activos gestionados, es también una de las de mayor tamaño, solo por detrás de BlackRock.

En ese contexto, e inspirado por su reciente fracaso, Bogle tuvo la idea para crear un fondo que no necesitase una gestión activa. Así surgió, en 1976, el famoso fondo indexado que bautizó como «Vanguard». Posteriormente, pasaría a denominarse «Vanguard 500 Index Fund».

Este fue el primer fondo indexado de la historia que podían adquirir los inversores particulares.

La idea era configurar un fondo de inversión que replicara el índice S&P 500, de modo que invirtiese en cada una de esas 500 empresas en la misma proporción que representasen en el índice.

Por tanto, se trataba de una gestión totalmente pasiva.

El papel de los gestores sería mínimo y no requeriría ninguna habilidad especial. Bastaba con adquirir acciones de cada una de esas empresas e ir haciendo las operaciones necesarias para que se mantuviese la proporcionalidad del índice de referencia.

Bogle continuó en Vanguard el resto de su carrera profesional, hasta que abandonó la presidencia en el año 2000, falleciendo en el año 2019.

➡️ #4. El enfoque empresarial de Vanguard: una compañía diferente

Además del hito de la creación del primer fondo indexado, John Bogle había logrado otra importante innovación al fundar Vanguard.

Sin duda, se trataba de una compañía totalmente diferente a cualquier otra gestora de fondos.

Y es que, en Vanguard, los accionistas de los fondos serían también copropietarios indirectos de la empresa.

Esto es así porque los fondos de inversión de Vanguard invierten en acciones de esa misma compañía. Es decir, los fondos adquieren todas las acciones de la empresa, convirtiéndose, por tanto, en propietarios de Vanguard.

De este modo, al comprar participaciones en dichos fondos, los inversores también se convierten en copropietarios, de forma indirecta.

Por tanto, esto evitó la aparición de posibles conflictos de intereses de la empresa y sus gestores con los accionistas de los fondos. Además, permitió que cualquier beneficio económico redundara en mejorar la fortaleza de la propia Vanguard.

Quizás por eso el gran Warren Buffett llegó a decir que Bogle «hizo más por los inversores que nadie».

Por ello, siempre que es posible (y a igualdad de condiciones), en la configuración de mis carteras elijo los productos de Vanguard antes que cualquier otra opción. Así lo hago, por ejemplo, para implementar la estrategia ARALP (Alto Rendimiento a Largo Plazo).

Filosofía de inversión de “Jack” Bogle: simplicidad, ahorro y sentido común

Aunque ya habrás podido deducir algunas de las claves de la filosofía de inversión de Bogle, a continuación te muestro sus puntos más relevantes:

➡️ #1. ¿Es posible batir al mercado?

Como afirma John Bogle, batir al mercado de forma consistente y a largo plazo es extremadamente difícil. De hecho, poquísimos gestores activos lo han conseguido a lo largo de la historia. Uno de ellos fue Peter Lynch.

En este sentido, Bogle considera que el azar o la suerte suelen tener un papel más importante de lo que muchas veces quiere reconocerse en el ámbito de la gestión activa.

En el libro de Tony Robbins que mencionaba antes, se recoge su controvertida afirmación de que probablemente «se necesita mucha más suerte que habilidad» para tener éxito cómo gestores profesionales de fondos de gestión activa.

De este modo, su crítica no se dirige tanto a los particulares que hacen stock picking, como a los fondos activos que abusan de elevadas comisiones.

➡️ #2. La importancia de los costes de gestión

Bogle fue uno de los primeros en señalar los costes excesivos de la gestión activa en la mayoría de fondos de inversión de su época.

Para él, los pequeños inversores estaban pagando demasiado en comisiones, a cambio de una rentabilidad que pocas veces conseguía superar a la que se obtendría con una simple indexación.

De este modo, si calculamos el crecimiento compuesto, año tras año, de los costes y comisiones (que funciona igual que el interés compuesto), nos encontramos con que tiene una gran incidencia en la rentabilidad a largo plazo.

Así, según el propio Bogle, las comisiones medias de un fondo de gestión activa se mueven en torno al 2%. Sin embargo, en un indexado, pueden ser de tan solo el 0,05%.

Si suponemos una rentabilidad del mercado del 7% y lo extrapolamos a un período de 50 años, vemos que ganaríamos 10 dólares por cada dólar con el fondo de gestión activa. Sin embargo, con el indexado, estaríamos ganando 30 dólares por cada dólar.

➡️ #3. Qué es la gestión pasiva: ventajas de la indexación según Bogle

Como hemos visto, “Jack” Bogle defendió las bondades de la gestión pasiva como una de las opciones más interesantes para la mayoría de inversores particulares.

Esta visión supuso un cambio de perspectiva radical en la época en que Bogle la planteó por vez primera. De hecho, la creación de su fondo indexado fue recibida con bastante indiferencia y algunas críticas mordaces.

En pocas palabras, la gestión pasiva se basa en la inversión en activos referenciados a un índice financiero. Por tanto, el papel del gestor se limita a emular fielmente la distribución de activos que recoge dicho índice.

Por tanto, no se requiere ningún tipo de análisis complejo ni se depende de la habilidad de un gestor determinado. Ni, mucho menos, de sus eventuales «golpes de genialidad».

De este modo, la gestión pasiva ofrece ventajas como las siguientes:

  • Simplicidad y eficiencia en la gestión de las inversiones.
  • Ahorro de costes, ya que hay un menor número de operaciones y no se necesita contratar a gestores estrella.
  • Rentabilidad acorde con la del mercado de referencia.

Por tanto, cualquier pequeño inversor puede tener acceso a productos financieros baratos, sencillos y con rentabilidades más que interesantes.

Los más interesantes son los dos siguientes:

  1. Fondos indexados: se trata de fondos de inversión en los que un gestor invierte en todos los activos de un índice para replicar su comportamiento.
  2. ETFs: son fondos cotizados. Por tanto, invierten en un conjunto diversificado de activos (como los fondos indexados) pero puedes comprarlos y venderlos con la facilidad y rapidez con que lo harías en el caso de una acción.

Con cualquiera de estos dos productos, puedes configurar una magnífica cartera, perfectamente diversificada.

➡️ #4. Mandamientos para el inversor particular

Como veremos en el siguiente apartado, Bogle ha dejado por escrito muchos de los principios que inspiraron su filosofía como inversor.

En este sentido, ha destilado ocho mandamientos que considera esenciales para cualquier inversor particular:

  1. Elige fondos de bajo coste.
  2. Valora cuidadosamente los costes de un asesor financiero.
  3. No sobrevalores la rentabilidad pasada de un fondo.
  4. Utiliza el rendimiento pasado únicamente para determinar la consistencia y el riesgo de una inversión.
  5. Ten cuidado con los gestores estrella (es decir, aquellos que han obtenido elevadas rentabilidades durante varios años consecutivos y, por lo tanto, se han hecho famosos. Hay que tener cuidado porque eso no quiere decir que vayan a poder seguir batiendo al mercado en el futuro).
  6. Ten precaución con el tamaño de los fondos.
  7. No inviertas en un número excesivo de fondos.
  8. Compra tu propia cartera de fondos y mantenla en el tiempo. De este modo, Bogle destaca los beneficios de mantener la inversión a largo plazo (buy and hold), para no estar condicionados por nuestras emociones ni por el «ruido» del mercado.

Como ves, todas las recomendaciones de Bogle son perfectamente coherentes con el enfoque inversor que adoptó desde los inicios de Vanguard.

Los mejores libros de John Bogle

Efectivamente, John Bogle nos ha dejado un magnífico legado a través de una serie de libros que recogen su filosofía inversora a la perfección.

Aunque sería demasiado largo entrar a analizar cada uno de ellos en detalle, me gustaría al menos recomendarte algunos de los que me parecen más interesantes:

Por otra parte, si quieres estar al día de las nuevas reseñas de mis libros de inversión preferidos, así como de todas las novedades del blog, te recomiendo suscribirte a mi newsletter gratuita.

[Opinión personal] Por qué John Bogle es uno de los mejores inversores de la historia

Como habrás podido percibir, Bogle es uno de los inversores que más admiro y de los que más he aprendido. Definitivamente, estamos ante uno de los mejores inversores de la historia.

La claridad y originalidad de su visión personal, junto con su decisivo impulso de la gestión pasiva, han transformado el modo en que muchas generaciones han accedido al mundo de la inversión.

Por tanto, aunque la inversión indexada no sea la única opción, creo que sigue siendo una magnífica elección para inversores que busquen la máxima simplicidad.

En definitiva, espero que te haya resultado interesante este breve recorrido por la trayectoria de John Bogle. Aunque podríamos profundizar mucho más, creo que este artículo te podrá animar a leer alguno de sus libros y a incorporar nuevas ideas a tu forma de invertir.

Como siempre, me encantará leer tu opinión en los comentarios.

Hasta el próximo artículo, ¡te deseo unas muy felices inversiones!


Fuente imagen: muere-john-bogle-el-idolo-de-los-creyentes-del-ahorro-popular.jpg, by elconfidencial.com  CC BY-SA

12 comentarios en “John Bogle: el genio inversor que creó los fondos indexados y fundó Vanguard”

    1. ¡Muchas gracias! Susana 🙂 por tu valoración sobre el artículo publicado por parte de Andrea. Nos alegra mucho contar contigo entre nuestras suscriptoras de El Club de Inversión. Un saludo.

  1. Wauuu muchas gracias Andrea por tu contenido es de muchísimo valor ,con el cual podemos seguir aprendiendo los que estamos entrando en este mundo de las inversiones ,que Dios te bendiga.

  2. Como un americano de NYC, he visto mucho los gerentes de fondos, los brokers etc que Han dicho que Vanguard es una compañía para los ciegos, los estupidos etc. Simplemente una excusa como ellos no pueden ganar los índices.

    Pero, a lo largo de los años , Vanguard ha crecido increíble y con mis clientes , 75 por ciento de su dinero está basada en los índices. Uso más el fondo VTI, El mercado total para capturar los mercados small y mid cap.

    1. Hola Matt, ¡muchas gracias! por dejar tu comentario. Es importante mencionar que esa opinión de los gerentes de fondos nunca será objetiva. A ninguno de ellos les interesa que el inversor promedio descubra otras opciones que les haga pagar menos comisiones. Esto afecta a las ganancias y el negocio de muchos gerentes y el dinero que se llevan a final de cada año. Como es lógico, existe un conflicto de intereses en su valoración sobre Vanguard. El legado de John Bogle y su gran esfuerzo por permitir que los pequeños inversores puedan también invertir sin pagar excesivas comisiones por ello, es digno de reseñar. Un saludo.

  3. Hola, muchas gracias por el artículo, muy interesante, también se le conoce por ser creador de la cartera Bogle que se basa en mantener un porcentaje de cartera en renta fija y otro en renta variable para compensar las pérdidas de un producto con otro en función de la edad del inversor.
    Sería interesante dedicarle un artículo así como también a otras carteras tipo permanente.

    Gracias!

  4. Andrea,
    Estoy de acuerdo que el sentido común en el más sensato de los sentidos ya que permite centrarnos en la esencia de las acciones de las empresas en el mercado y no caer en las estrategias ilusorias de los especuladores, estos último con un sólo interés particular por sobre el desarrollo económico y financiero de los mercados

    1. Hola Moisés, ¡muchas gracias! por compartir tu reflexión sobre el artículo publicado por parte de Andrea y haber compartido con el resto de la comunidad tu opinión al respecto. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: Kuindy Patta LLC
Finalidad; moderar comentarios.
La Legitimación; es gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de hosting de Webempresa.
Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de tus datos enviando un email a info@elclubdeinversion.com o ante la Autoridad de Control.
Encontrarás más información en la política de privacidad.