Reportaje sobre Warren Buffett

Se oyen muchas cosas sobre Warren Buffett, también conocido como el Oráculo de Omaha. Pero a menudo no se sabe si son cosas ciertas o no. Por lo tanto hoy queremos compartir con vosotros un reportaje sobre Warren Buffett, donde explica en primera persona episodios de su vida que le marcaron como individuo y como inversor.

Desde luego un reportaje muy interesante, tanto si te interesa aprender a invertir en bolsa como si solamente quieres saber más acerca de él.

reportaje sobre Warren Buffett
Warren Buffett

El reportaje sobre Warren Buffett se llama «Becoming Warren Buffett«, es decir, convirtiéndose en Warren Buffett. Narra en primera persona alguno de los episodios que más le han marcado en su vida y que le han convertido en la persona y el inversor que es ahora.

Para ver el reportaje sobre Warren Buffett (está en inglés pero puedes activar los subtítulos desde YouTube) no tienes más que pinchar en el vídeo que aparece a continuación.

Si no tienes tiempo de ver el reportaje sobre Warren Buffett ahora mismo (dura casi hora y media) o no te sientes demasiado cómodo con el inglés, te recomendamos que leas el breve resumen del reportaje que hemos hecho que aparece más abajo.

Breve resumen del reportaje sobre Warren Buffett

El reportaje sobre Warren Buffett fue publicado en 2017 por HBO.

Para aquellas personas que no tengan tiempo de visualizar el reportaje ahora mismo (dicho esto, te recomendamos encarecidamente que lo veas en un momento posterior pues el reportaje resulta muy instructivo y motivador), a continuación resumimos los puntos y recomendaciones que a nuestro parecer son los más interesantes del reportaje:

«Sólo tienes una vida y un cuerpo»

El reportaje sobre Warren Buffett comienza con una charla de éste en un instituto, donde le dice a los alumnos: «Si sólo pudierais tener un coche en toda vuestra vida, seguro que lo cuidaríais. Pues lo mismo tenéis que hacer con vuestro cuerpo, pues puede sentirse muy bien ahora mismo pero os tiene que durar toda la vida«.

El reportaje de hecho termina en el mismo aula, donde esta vez Warren Buffett les dice a los alumnos: «El mundo es una genial película que ver, pero no quieres pasarte la vida durmiendo. Lo importante es buscar un trabajo que escogerías si no tuvieras que trabajar. Así te aseguras que por la mañana saltas de la cama porque te apetece ir a trabajar. Eso es lo que me ha pasado a mi toda la vida

En el reportaje sobre Warren Buffet, éste reconoce que no le teme a la muerte puesto que ha disfrutado muchísimo de la vida. Y además, como es agnóstico, no cree que haya nada después de la muerte. «Puede ser terriblemente interesante o terriblemente aburrido, ya lo descubriremos cuando llegue el momento«.

La magia de los intereses compuestos

Cuando era pequeño, el joven Warren cogió de la biblioteca municipal el libro «1.000 maneras de hacer $1.000». Una de las maneras era comprando básculas en las que la gente tenía que insertar una moneda para pesarse.

Como a Warren le encantaban los números, corriendo calculó cuánto tiempo le llevaría amortizar la primera máquina y en cuánto tiempo podría comprar una segunda, que le permitiría comprar una tercera, etc.

Ello le permitió muy pronto darse cuenta de la importancia de los intereses compuestos (para saber más al respecto, puedes leer este otro artículo donde explicamos qué son los intereses compuestos y por qué son «mágicos»).

Decoración de su oficina

En las paredes de las oficinas de Berkshire Hathaway encontramos portadas de los periódicos de mayor tirada en EEUU de los días que siguieron a las grandes crisis bursátiles, como la de 1929. Lo llama «arte instructivo» pues le recuerda que todo puede pasar en la vida.

Mudanza a Washington

Cuando Warren Buffett tenía 12 años, su padre fue elegido congresista y la familia se mudó a Washington. Warren estaba descontento pues perdió a todos sus amigos de Omaha. Eso le llevó a interesarse cada vez menos por lo que se enseñaba en la escuela y más por atormentar a sus profesores.

La manera de hacerlo era comprando acciones en corto de la empresa AT&T que estaba muy de modo en esa época y que todos los profesores había adquirido de cara a su jubilación. Los profesores estaban al corriente de que Warren Buffett sabía mucho de bolsa, por lo que el hecho de que éste hubiera comprado las acciones en corto (es decir, apostaba a que el curso de la acción iba a bajar) les ponía muy nerviosos pues pensaban que iban a perder el dinero de su jubilación.

Enseñanzas del Profesor Benjamin Graham

Al terminar la carrera, Warren Buffett buscaba un lugar donde hacer prácticas (ya que no le habían cogido en Harvard para seguir estudiando). Leyendo una revista especializada leyó un artículo de los Profesores Graham y Dodd y, ni corto ni perezoso les escribió una carta diciendo lo siguiente: «Pensaba que estabais muertos. Pero ahora que veo que estáis vivos, me encantaría que me enseñarais más«. Los profesores pensaron que era una manera muy ingeniosa de presentarse por lo que decidieron admitirle en Columbia.

Dice que las enseñanzas de estos dos profesores (sobre todo las de Benjamin Graham) marcaron su futuro profesional y que le llevaron a idear las dos reglas que nunca infringe:

  • Regla número uno: nunca pierdas dinero.
  • Regla número dos: nunca te olvides de la regla número 1.

El Profesor Graham fue el creador del concepto «value investing«, que tanto marcó a Warren Buffett. Consiste en analizar cuidadosamente los números de las empresas e invertir en aquellas que están infra-valoradas, con la creencia de que en el futuro su precio subirá para reflejar el valor real de la acción.

Susie, su gran amor

Conoció a su mujer Susie a través de su hermana pequeña, cuando éstas eran compañeras de habitación.

El padre de Susie le dijo a ésta que no podría mantener con Warren las mismas conversaciones anodinas que con cualquier otro hombre, pero que tenía un corazón de oro y no lo pensara más.

Cuenta Warren que ella le cambió para bien. Por ejemplo, le animó a apuntarse a un curso de hablar en público puesto que él era muy tímido. Según Warren Buffett, su trayectoria no hubiera sido la misma si no se hubiera apuntado a dicho curso.

Warren comenzó siendo republicano por convicción familiar, pero como ella estaba muy involucrada en los derechos civiles y humanos (incluso fueron a ver a Martin Luther King), él se acabó haciendo demócrata.

Gracias a los intereses compuestos, Warren Buffett generaba grandes cantidades de dinero y ella lo redistribuía a través de su fundación. Aunque con el tiempo él también se volvió muy volcado en la causa.

Tanto es así que se podría decir que Warren Buffett incluso se llegó a convertir en un acérrimo feminista. «Si América ha conseguido llegar hasta aquí con la mitad de su talento, no me quiero ni imaginar qué podremos hacer cuando incorporemos a la otra mitad«.

Como veremos más abajo, Susie y Warren acabaron distanciándose pues ella sentía que él no se volcaba lo suficiente en ella. Aun así, cuando a Susie le diagnosticaron cáncer, Warren estuvo a su lado durante toda la operación y la recuperación. De hecho estuvo con ella hasta en el lecho de muerte, lo cual demuestra la fuerte unión que existía entre los dos a pesar del distanciamiento.

A lo largo de todo el reportaje Warren reconoce que no hubiera sido la misma persona ni hubiera tenido tanto éxito si no hubiera estado casado con Susie tantos años.

La primera empresa de Warren Buffett

En 1956 Warren Buffett volvió a su Omaha natal. Varias personas de su familia querían invertir en bolsa por lo que él les propuesto que montaran una empresa («partnership») donde ellos ponían el dinero ($105.100 de la época, de los cuales Warren Buffett tan sólo puso $100) y él tomaba las decisiones de inversión.

Warren Buffett conocía todos datos de las empresas que cotizaban en Wall Street, lo cual es una cantidad de información impresionante. Su estrategia era conocida como la «estrategia de la colilla de puro«, pues buscaba colillas en las que aun quedara una calada que dar. En otras palabras, buscaba acciones infra-valoradas.

Con esta estrategia consiguió pasar de los $105.100 iniciales a 7 millones de dólares en 6 años.

Con estas ganancias consiguió comprar en 1958 la casa en la que sigue viviendo a día de hoy.

El círculo de competencia

Cuenta Warren Buffett que el problema por el que mucha gente nunca llega a nada en bolsa es porque compran y venden continuamente. En cambio, él espera pacientemente que una buena oportunidad se presente, y es el momento en el que batea (le encanta hacer paralelismos con el baseball). No hace falta tener muchas posiciones, basta con seleccionar unas pocas que seas excepcionales.

Warren Buffett tiene su círculo de competencia y nunca se sale de él. Eso es lo que hace que tenga tanto éxito invirtiendo en bolsa.

La aventura de Berkshire Hathaway 

Compró las primeras acciones de Berkshire Hathaway (una expresa textil) en 1962, en un momento en el que la industria no lo estaba haciendo muy bien pero la empresa estaba suficientemente infra-valorada como para resultarle interesante.

Warren Buffett quería cambiar el equipo de gestión y revender las acciones con un pequeño beneficio. Pero finalmente el precio de las acciones bajó así que en vez de vender compró más acciones. Cierto tiempo después el consejero delegado de Berkshire Hathaway se marchó porque no se ponía de acuerdo con Buffett, y ese fue el comienzo de la exitosa aventura de Berkshire Hathaway para Warren Buffett.

Cuenta Buffett que no hay que tener emociones cuando se invierte en bolsa. Es por eso que tuvo las fuerzas comprar las acciones tan sólo 5 días después del fallecimiento de su padre, pues las emociones las dejaba aparcadas en el plano personal y nunca traspasaban al plano profesional.

A día de hoy Berkshire Hathaway – como matriz del grupo – tiene 25 empleados. Los mismos 25 empleados que cuando Warren Buffett se convirtió en Consejero Delegado de la empresa. No tienen grandes instalaciones en la empresa y ni siquiera cuentan con un departamento de prensa ni una asesoría jurídica.

En 2016, Berkshire Hathaway como grupo tenía 61 filiales, 47 participaciones minoritarias, 331.000 empleados y unos ingresos anuales de más de 210 mil millones de dólares. De hecho, llegó a ser la quinta empresa más grande del mundo hace unos años.

Berkshire Hathaway tiene más inversores de larga duración que muchas otras empresas. A Warren Buffett le importa lo que piensan los accionistas de la empresa, pero no lo que piensan los analistas, por eso no se reúne con ellos. Los accionistas en cambio son tratados como socios.

Warren Buffett vs. Wall Street

Warren Buffett no estaba dispuesto a enriquecerse a costa de engañar a la gente. Es por eso que no se llevaba bien con la mayoría de los banqueros de inversión de Wall Street pues pensaba que éstos no velaban por los intereses de sus clientes sino por los suyos propios, para enriquecerse ellos mismos.

Warren Buffett entendía perfectamente los entramados de Wall Street, pero no quería hacer lo mismo que ellos.

Sin embargo, con el tiempo acabó invirtiendo en Salomon Brothers, una empresa de banca de inversión. Al poco tiempo de invertir, en 1991, todo explotó. La empresa reconoció que había actuado de manera ilegal comprando bonos estatales en nombre de clientes que ni siquiera habían dado su consentimiento (ni sabían lo que el banco estaba haciendo en su nombre). 

Warren Buffett sintió que su reputación estaba en juego, por lo que decidió dar la cara. Le dijo al Tesoro americano que si bien era cierto que la empresa había hecho cosas que no debía en el pasado, tenía 8.000 empleados y era importante que el Tesoro les permitiera seguir operando si no quería que la empresa quebrara (era demasiado grande para caer o, como se dice en inglés, «too big to fail», pues su caída hubiera arrastrado al resto del sector).  Viendo que Warren Buffett estaba realmente decidido a cambiar las cosas, el Tesoro decidió confiar en él y volvió a permitir a Salomon Brothers seguir operando.

Esta historia demuestra lo importante que es tener una buena reputación. Warren Buffett les dijo a los empleados de Salomon Brothers: «hazle perder dinero a la empresa y lo entenderé; pero hazle perder un ápice de su buena reputación a la empresa y seré despiadado«.

Concentración

El punto común entre Bill Gates y Warren Buffett es que ambos tienen una gran capacidad de concentración. «Me gusta sentarme y pasar mucho tiempo pensando. Sé que no es muy productivo, pero a mi me entretiene. Los problemas empresariales son sencillos de solucionar, son los problemas humanos los que son realmente difícil de solventar«.

Cuentan sus hijos que emocionalmente era difícil conectar con su padre puesto que, aunque físicamente estaba presente, mentalmente estaba en otras cosas.

De hecho, Warren Buffett reconoce que uno de sus principales problemas era no entender tan bien como debería a la gente que quería, entre ellos a su mujer. Se sintió tan abandonada cuando los hijos crecieron y se marcharon a la universidad que un buen día ella también decidió abandonar el hogar familiar. Para que Warren no estuviera solo le pidió a Astrid, una amiga suya, que fuera a hacerle la cena y cuidar de él. 

En 1977 Susie se acabó mudando a San Francisco puesto que se sentía atrapada en Omaha. Ella seguía encargada de la fundación, pero se quejaba de que él no daba suficiente dinero para la fundación. Susie llegó a decir que Warren Buffet estaba obsesionado con el dinero y que si no daba más dinero era porque pensaba que todo el mundo podía hacer lo mismo que él, leyendo lo mismo que él leía y dedicando tanto tiempo como él lo hacía a los negocios.

Se siguieron llevando muy bien, a pesar de que Warren al final se emparejó con Astrid, la amiga de Susie. De hecho, en 2016, el día que Warren Buffett cumplía 76 años, Astrid y él se casaron.

Sin embargo, con el tiempo Warren Buffett resultó no ser tan avaro como parecía pues hace unos años decidio anunciar públicamente que iba a legar la mayor parte de su fortuna a la fundación de Bill y Melinda Gates y a las fundaciones de sus tres respectivos hijos. Es el regalo filantrópico más grande de la historia. Pero en última instancia lo más importante de su mensaje a otros americanos pudientes es que donen más de lo que lo hacen actualmente.

Los tres hijos del matrimonio están convencidos de que si Susie siguiera en vida estaría tremendamente orgullosa de Warren y de todo lo que ha hecho por otras personas, lo cual satisface enormemente a Warren pues en el fondo Susie fue y sigue siendo su gran amor, por encima de cualquier otra cosa.

Conclusión

El reportaje sobre Warren Buffett es realmente enriquecedor, tanto en el plano de las inversiones como – más importante – en el plano personal.

Si tras la visualización del reportaje sobre Warren Buffett te interesa invertir en bolsa pero no sabes por dónde empezar, te recomendamos la lectura de nuestro artículo donde damos 20 consejos para empezar a invertir en bolsa.

Y si ya sabes invertir en bolsa pero no estás del todo satisfecho con tu broker, te recomendamos InteractiveBrokers ya que, es nuestra opinión, es el mejor broker del mundo para invertir en bolsa.

Si tienes cualquier duda respecto al reportaje sobre Warren Buffett o simplemente quieres compartir con los demás lectores tus opiniones acerca del Oráculo de Omaha, te animanos a que dejes un comentario más abajo. Y si crees que este artículo puede interesar a otras personas de tu entorno, no dudes en compartirlo con ellas. ¡Muchas gracias por adelantado!

0 comentarios en “Reportaje sobre Warren Buffett”

    1. El Club de Inversión

      Muchas gracias por tu comentario, nos alegramos de que te haya gustado el enfoque del reportaje sobre Warren Buffett.
      Un saludo,
      El Club de Inversión

  1. Realmente me meti en este articulo. Me parecio interesante y cargado de puntos de interes unicos. Me gusta leer artículos que me hagan pensar. Gracias por escribir este gran contenido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACR Tarida LLC te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por ACR Tarida LL como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de ACR Tarida LLC) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@elclubdeinversion.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en política de privacidad.