Portada vender una casa blog

10 consejos para vender una casa

En este artículo te vamos a explicar 10 consejos para vender una casa de manera rápida y al mejor precio posible, para así maximizar la rentabilidad de tu inversión.

Introducción

Tal vez te estés planteando la siguiente pregunta:

«¿Cómo puedo vender mi casa?«

Puede ser que te estés planteando esta pregunta porque tienes una casa de la que te quieres deshacer o, por el contrario, quieres invertir en inmobiliario y antes de hacerlo ya piensas en la estrategia de salida que se concretiza con la venta del bien.

En cualquier caso, en este video te vamos a dar 10 consejos que te van a ayudar a vender tu casa.

Antes de ello queremos hacer una aclaración: cuando utilizamos el término “casa” en este video nos referimos a todo tipo de bienes inmuebles o bienes raíces: pisos, departamentos, duplex, chalets, bungalows, etc.

Aclarado este punto ahora sí que vamos con los 10 consejos para vender tu casa.

Nuestros 10 mejores consejos para vender tu casa

 

#1. Ten lista la documentación obligatoria

Lo primero que debes hacer antes incluso de poner tu casa en venta es tener listos todos los papeles que la ley te exige entregues al comprador. 

Estos varían de un sitio a otro, pero por lo general se trata de las actas de las últimas juntas de propietarios en caso de que vendas un piso en una copropiedad, el certificado de eficiencia energética, el certificado de que estás al corriente de pago del IBI (impuesto sobre la propiedad), etc. 

#2. Corrige los pequeños defectos

Vacía tu casa al máximo, pinta los muros de blanco y repara todas las pequeñas imperfecciones que tu casa pueda tener.

Este consejo puede parecer contradictorio, pues puede que estés pensando lo siguiente: “yo estoy vendiendo mi casa, entonces le toca al comprador arreglarla a su gusto”. Por lo tanto, tal vez lo veas como un gasto innecesario.

Pero ahora entenderás el sentido de hacerlo: 

Tienes que permitir que el comprador se pueda imaginar viviendo en la casa. Sería una pena por ejemplo que el comprador no pudiera apreciar todo el espacio que tiene el salón simplemente porque está lleno de muebles que dificultan el paso.

O si es una persona a la que no le gustan nada las reparaciones, le puede resultar totalmente disuasorio ver una bombilla colgando de un cable puesto que puede pensar que eso va a ser muy difícil de “reparar”, cuando en realidad no hay nada más fácil que colocar una lámpara.

Por lo tanto, la idea no es  hacer grandes reparaciones, sino simplemente corregir los pequeños defectos del bien que para ti pueden no tener importancia alguna pero a algunos compradores les puede echar completamente para atrás. Con pequeñas reparaciones que no te costarán mucho dinero puedes llegar a vender tu casa mucho más rápidamente y a un precio superior que lo harías si no repararas estos pequeños elementos.

#3. Haz fotos profesionales

Es importante tener fotos profesionales de la casa que quieres vender.

Puede sonar obvio, pero te sorprendería la cantidad de gente que incluye en sus anuncios fotos borrosas, con mala iluminación o incluso con muchos trastos tirados por el suelo. Si no te lo crees no tienes más que ir a alguna plataforma de venta de casas tales como elidealista y ver por ti mismo las joyas que puedes encontrar.

Hoy en día la mayor parte de la gente hace las fotos con sus teléfonos móviles. Es cierto que la calidad cada vez es mejor, pero no se puede igualar a la de una buena cámara.

Y, nos guste o no, las fotos es lo más importante en un anuncio, puesto que es lo que va a hacer que una persona lea la descripción de tu casa y, eventualmente, te contacte para fijar una visita.

Si las fotos no muestran la realidad o no muestran todo el potencial del bien, muchos compradores van a pasar por alto nuestro anuncio a pesar de ser un bien que les podría interesar.

Basta con que hagas fotos con una buena cámara de fotos, con una buena calidad, un buen ángulo y una buena iluminación: favor no hagas las fotos de noche o un día de lluvia) puesto que tu piso va a parecer muy obscuro.

Puedes ir aun más lejos y podrías incluso contactar a un fotógrafo profesional para que te haga unas buenas fotos de tu casa. La cantidad de gente a la que vas a conseguir alcanzar con unas buenas fotos va a acelerar el proceso de venta y va a compensar con creces el dinero que le has pagado al fotógrafo por las fotos.

Por lo tanto, el simple hecho de tener fotos profesionales te va a diferenciar del resto de vendedores que tengan bienes equivalentes al tuyo, por un precio equivalente, pero que no se han tomado la molestia de hacer unas buenas fotos.

#4. Sé realista sobre el precio de venta

Hay que ser realistas respecto al precio de venta de tu casa.

Esto es algo que se dice mucho más fácil que se hace. El motivo es que muchas veces tenemos una conexión emocional con el bien, ya sea porque hemos crecido en la casa, o porque nuestra familia ha vivido ahí, o porque ha sido una inversión y lo hemos renovado nosotros por completo.

En cualquier caso, siempre es difícil separarse de un bien, y tenemos todos tendencia a sobrevalorarlo.

Para darnos cuenta de la realidad de las cosas un buen consejo es visitar otras casas en el mismo barrio que tengan características similares a la tuya. Verás entonces qué precio piden por ellas y si la idea que tu tenías es adecuada o excesiva.

Hoy en día, es muy fácil conocer el precio de mercado de las casas. Por lo tanto, hay que ser realistas y no pensar que lo vamos a conseguir vender a un precio muy superior al precio de mercado, ya que ésto sólo te conducirá a desilusiones.

#5. Cuenta la historia del bien

Dentro de la medida de lo posible deberías intentar compartir la historia de tu casa con las personas interesadas en comprarla. De esta manera les llamará más aun la atención y será otro elemento que irá en favor de la venta de tu bien.

El simple hecho de contar la historia del bien va a dar un verdadero valor añadido a tu casa, ya que cuando compras la casa no sólo compras el bien inmueble, sino también toda su historia. Por lo tanto, en la medida de lo posible, investiga la historia de tu casa para poder contársela a los posibles compradores. Si tu casa no tiene una historia particular, mira a ver si tu edificio tiene alguna historia en particular. Si no es el caso, cuéntales anécdotas interesantes y relevantes del barrio, que seguro que les interesa también.

#6. Explica los defectos de la casa

Aunque parezca contraproducente, es bueno que hables de los defectos que tiene la casa.

Hay varios beneficios de hacer esto:

  • Instantáneamente vas a ganarte la credibilidad de la persona que está visitando el bien. Imagina la situación inversa, en la que tu eres el comprador. Si alguien sólo te habla de lo maravillosa que es la casa, te va a sonar sospechoso y demasiado bonito para ser cierto. En cambio, una persona que te diga “pues mira, las ventajas de esta casa son estas, pero los inconvenientes son estos otros” (por ejemplo, la puerta de la terraza no abre bien, hay una gotera en el cuarto de baño, etc.), esto va a hacer que confiemos más en la persona que está vendiendo el bien.
  • Podrás minimizar las reparaciones que hay que hacer. Por ejemplo, si hay que pintar una habitación, tu puedes decir que te has informado y que sabes que cuesta 300€. O si hay que renovar el baño, pide un presupuesto para que la persona pueda ver que lo que dices es cierto. De esta manera verá que es mucho más fácil de reparar o renovar de lo que puede parecer de primeras.

Esto puede hacer que consigas vender tu casa más rápidamente y, posiblemente, a un precio superior puesto que la gente es consciente de lo que cuentan las obras, que frecuentemente será menos de lo que ellas puedan imaginar.

#7. Prepara un dosier completo de venta

Prepara el dosier de la venta con suficiente antelación.

Por ejemplo, si has tenido que cambiar la cocina, prepara copias de las facturas.

Si, por ejemplo, es un bien que has estado alquilando, trae copias del contrato de alquiler y la prueba bancaria de que has estado recibiendo el alquiler todos los meses. Así permitirás al comprador que se dé cuenta no sólo de que hay demanda para ese bien, sino también que sepa cuál es la rentabilidad que puede esperar obtener.

Por lo tanto, cuando veas que una persona está realmente interesada en tu casa, debes facilitarle toda la información que solicite y de manera rápida para que no se vaya sin comprar.

Esto es algo fácil de hacer y que además, puedes hacer a medida que vas recibiendo los documentos relevantes. Y, a pesar de ser algo fácil de hacer, puede jugar un papel muy importante, así que no dejes de hacerlo. Un poco de organización puede hacerte ganar varios miles de euros.

#8. Verifica la solvencia del comprador

Verifica antes de elegir a tu comprador que es solvente. Esto te ahorrará mucho tiempo de espera innecesario.

Hay muchas personas que hacen propuestas de compra con condición suspensiva de obtención de un préstamos. Si estas personas son realistas, harán propuestas en concordancia con su poder adquisitivo. En cambio, ciertas personas son demasiado optimistas, y luego el banco no les concede el préstamo por el valor solicitado. Esto hace que la condición no se cumpla, y queden liberados de su obligación de comprar tu casa.

A ti como vendedor esto te impacta muy negativamente puesto que tal vez pensabas que ya tenías la venta cerrada y resulta que tienes que buscar otro comprador. Esto te hará perder mucho tiempo y motivación.

La solución para evitar esta situación es que rechaces propuestas que incluyan una condición suspensiva de obtención de préstamo. Aunque esto te haga descartar a algunos compradores, será mejor para ti.

Otra solución menos drástica es aceptar la condición suspensiva, pero pedir al comprador pruebas de que es solvente. De esta manera te asegurarás de que la venta se va a poder realizar puesto que, salvo un supuesto inesperado, la personas debería de obtener el préstamo.

En definitiva, más vale rechazar las ofertas de ciertas personas antes que verse obligado a esperar por alguien que sólo nos va a hacer perder el tiempo y bloquear la venta de tu casa durante varios meses.

#9. Negocia el precio de venta

En algún momento vas a comenzar a recibir propuestas. Pero has de ser consciente de que muy probablemente no van a ser por el importe que solicitas, sino algo inferiores.

Por ejemplo, si vender tu casa por 300.000€, tal vez te lleguen ofertas por 290.000 o incluso 285.000€.

Te preguntarás entonces si es mejor aceptar la oferta o esperar a que llegue una mejor.

Nuestra recomendación es que le pidas a la persona que te mande la oferta por escrito y que no reacciones inmediatamente. Tómate el tiempo de reflexionar y posiblemente, decirle a las otras personas interesadas que has recibido una oferta (sin decirles el valor de la oferta que has recibido). De esta manera tal vez quieran hacer otras ofertas ante el temor de que les quiten el bien, y tal vez obtengas más dinero por tu casa.

En cualquier caso, dile a la persona que te ha hecho la oferta que necesitas la cantidad solicitada porque tú vas a comprar después otro bien por esa cantidad. Por lo tanto, no te limites a rechazar la oferta, sino que debes explicarle el motivo por el cual lo haces.

De esta manera le darás opción a hacerte otra propuesta por una cantidad más elevada.

Es muy importante también que tú siempre hagas una contra-propuesta. Por ejemplo, le puedes decir que aceptas 295.000€.

Es importante que seas paciente y mantengas la cabeza fría aunque en el fondo tengas miedo de que la persona no acepte tu propuesta y no puedas cerrar la venta. Pero la realidad es que esto te permitirá obtener un precio más cercano al precio de partida que es lo que buscas.

#10. Evita las cláusulas de exclusividad

Por último, vamos a tratar el tema de las agencias inmobiliarias. Hay agencias que te imponen una cláusula de exclusividad. Esto quiere decir que si otra agencia vende el bien, o incluso lo vendes tu mismo, aun así te van a pedir que les pagues la comisión de todos modos.

Es por eso que es mejor no firmar un contrato de exclusividad con una agencia. De esta manera tendrás acceso a una agencia, pero si logras vender el bien por tu cuenta, no les tendrás que pagar comisión.

Esto hará que obtengas un mayor beneficio si es que finalmente eres tú el que encuentra el comprador.

Conclusión

Y con esto ya sabes cuáles son nuestros 10 consejos para vender tu casa.

Una vez cierres la venta y recibas el importe tras descontar las cargas que debas pagar (incluída la hipoteca si es que tenías una), te preguntarás qué hacer con el dinero. 

Si lo que deseas es invertirlo pero no sabes cómo, tenemos buenas noticias para ti. Te regalamos nuestro eBook “4 maneras de generar ingresos pasivos” en el que te hablamos de ideas de inversión tanto en el sector inmobilirio como en bolsa, internet e inversiones alternativa. Sin duda encontrarás muchas ideas para invertir tu dinero inteligentemente.

Para recibirlo no tienes más que pinchar aquí y seguir los pasos.

Si te ha gustado este artículo por favor compártelo en redes sociales para hacerlo llegar al máximo número de personas.

Muchas gracias por adelantado y nos vemos en el próximo artículo. Hasta entonces, te deseamos unas muy felices inversiones.

2 comentarios en “10 consejos para vender una casa”

  1. Hola, primero quería darte la enhorabuena, por tus artículos de calidad que son difíciles de encontrar, sobre todo para inversiones alternativas.

    Quería preguntarte, como se puede hacer un estudio de mercado para comprar una vivienda, para inversión. Es decir, que pasos seguir para saber si la estás comprando por encima del valor del mercado o por debajo.

    En definitiva, si tienes algún artículo que hable sobre este tema o si sabes donde puedo documentarme.

    Gracias y saludos.

    1. El Club de Inversión

      Hola Ángel:
      Me alegro de que te haya gustado no sólo el artículo sino el blog de manera más general. Lo cierto es que me esfuerzo mucho en publicar contenido valioso para mi audiencia así que agradezco sinceramente tu reconocimiento.
      Respecto a tu pregunta, precisamente tengo previsto publicar otro artículo al respecto próximamente pues es un tema sobre el que muchos inversores me habéis preguntado. Así que permanece atento al blog para que lo puedas leer en cuento lo publique.
      Muchas gracias de nuevo por la sugestión y por seguirme. Un saludo,
      Andrea

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACR Tarida LLC te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por ACR Tarida LL como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de ACR Tarida LLC) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@elclubdeinversion.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en política de privacidad.